Ambición y falta de unidad en Morena ¿repetirán los errores del pasado?

Orgullo LGBTTTIQA: adoctinamiento vs. movimiento por la dignidad
24/06/2017
XXV-17: Sin Cero. CULTUR AC, un proyecto por Zacatecas.
27/06/2017

Por Norma Galarza[author] [author_image timthumb=’on’]https://lacuevalobo.com/wp-content/uploads/2016/09/10551098_10205904391762577_7530896506276784084_n.jpg[/author_image] [author_info]Economista, Directora de La Cueva del Lobo, librepensadora. Twitea como: @normagala[/author_info] [/author]

Rispideces.- Pese a que en su discurso del pasado fin de semana AMLO proclamó que la única forma de sacar del poder a los mafiosos del PRIANRD -anexos, convexos y los partidos que se acumulen en la semana-; es la unidad, Morena no puede presumir que tenga esa virtud en Zacatecas. Y es que en evento del fin de semana pasado -donde se sintió además cierta apatía social- la ausencia de varios personajes como Saúl Monreal,  Cuauhtémoc Calderón y Rafael Candelas,  en el templete  de los firmantes del Acuerdo para la Prosperidad (…), evidenció que no sólo no se han superado los problemas del pasado, sino que dichos problemas persisten y amenazan con acrecentarse de cara a la elección del 2018. El relego por ejemplo, del Benjamín de los Monreal, da cuenta de que gran parte de la militancia no ha superado la idea de que territorios estratégicos se perdieron en 2016, a causa del mal trabajo operativo de Saúl, como han llegado a afirmar ellos mismos.

La Desconfianza.-  Además- como señalan- Saúl ha cosechado varias enemistades no sólo por la acusación de traicionar a su hermano sino también porque carga el estigma de un carácter voluble. Dicen los que lo conocen  que debido a la volatilidad de su forma de ser nadie confía en él, porque  se porta como la Chimoltrufia y como dice una cosa, dice otra. Y no sólo eso, ante la cercanía  del 2018, sus ambiciones políticas amenazan con fragmentar aún más a Morena porque el menor de los Monreal, quiere ser elegido como candidato, situación que vino a dar como patada de mula en los… ánimos  morenos. Y es que mientras David trae intenciones de buscar la Diputación Federal, Saúl también aspira a ser bendecido con algún lugar en la boleta electoral. El primero trae el apoyo de un ala fuerte de la militancia de ese instituto político, el segundo solo contaría con la venia de su hermano, El Chamuco Mayor, quien  indudable  tiene  gran peso en las decisiones de ese partido en Zacatecas. También se cuenta que  como procurar su posteridad no es  suficiente, voces al interior del partido de AMLO afirman que, Saúl además desoyendo las lecciones del pasado, ya empezó a meter a sus favoritos en las listas de los candidatos. Esta situación le resulta incómoda a personajes que sin contar con la bendición de esa poderosa familia, ya venían trabajando en sus aspiraciones para lograr un lugar en las boletas electorales, por lo que la bomba no tarda en explotar.

Voraces.- Y es que al parecer,  el monrealismo, como es el grupo que tiene más saliva, quiere quedarse con todo el pinole.  Es preocupante que la ambición de este clan por concentrar el poder amenace con cerrarle las puertas a Morena, como una opción diferente.  Ya les pasó el año anterior, pero al parecer la soberbia no los deja aprender las lecciones.  ¿Acaso no escucharon el discurso del Peje cuando dijo que el último intento de monarquía absolutista fue la de Maximiliano? Sin duda, con ese  juego, el  Clan de Fresnillo, apuesta  inconscientemente, a que otra vez el PRI y sus aliados les coman el mandado.

Cuauhtémoc, ¿golondrino?.- Ante este panorama, no dude usted que en los próximos meses empiece la desbandada. No es casualidad que el pasado fin de semana otra ausencia notable fue la de  Cuauhtémoc Calderón.  Y es que la avidez por comerse todo el pastel que el monrealismo pretende reeditar en el 2018,  amenaza con dejar fuera al empresario quien todavía milita en el verde, por lo que es posible que Cuauh sea la primera golondrina en abandonar el paraíso moreno y  regrese a los brazos del tricolor, padre putativo del partido que lo llevó a ser Diputado  local en la LXI Legislatura. Al tiempo.