Alianzas, coaliciones y la decepción ciudadana

Alcanza Sector Salud de Zacatecas 75% de la meta de vacunación contra influenza: SSZ
04/01/2018
Invierte Godezac más de 269 mdp en construcción de viviendas
05/01/2018

Por Norma Galarza

Aunque el panorama electoral no se ve alentador porque se  vislumbra un proceso electoral marcado por el hartazgo social hacia todos los institutos políticos, al parecer, al menos los partidos principales ya definieron su rumbo para la elección del 1 de julio.

PRI y PVEM, sin Nueva Alianza.- Pese a lo pronosticado (que en Zacatecas también habría alianza), luego de la cárcel domiciliaria concedida a la matriarca del partido de los maestros, el PANAL ayer anunció que iría solo con candidatos propios a la más importante de todas las elecciones de la República. La trinidad conformada por el PRI, el verde y Nueva Alianza, se trunca a poco tiempo de que inicien las definiciones de los candidatos que habrán de encabezar la pugna. ¿No le cumplieron a Mariano Lara Salazar y no le convino el trío? Es posible. Por lo pronto el partido turquesa apeló a la dignidad para desmarcarse del tricolor de quien se han servido para no perder el registro en los últimos comicios. ¿No le dará miedo quedarse chiflando en la loma y perder el registro?

Por México al Frente, la coalición que no cuaja.- La alianza que de plano luce más desdibujada en lo local,  es esa que ha tenido más cambios de nombre que simpatizantes. Hablo del intento de unir a la ex izquierda que antes representaban PRD y Movimiento Ciudadano (Movimiento naranja, na, na, na, na, sí también estoy traumada con la cancioncita), con la derecha surgida del Opus Dei mexicano, representada en el PAN. Pese a que en días pasados estuvo en esta coloradas tierras Ricardo Anaya, definitivamente no puede ocultar que su candidatura no solo pisó muchos callos, tampoco termina de convencer al electorado. Y es que, aunque muchos que se dicen sol aztequitas de hueso colorado como Arturo Ortiz Méndez, el Dirigente perredista que más vergüenzas le ha arrancado a ese partido; estuvieron en primera fila aplaudiendo al güerito panista como monos amaestrados, entre la militancia esa asociación no termina de cuajar. Además, muchos están a la espera de la repartición del pastel en el que es posible que no queden favorecidos por lo que se vislumbra que en esa alianza contra natura, arderá Troya.

¿Juntos haremos historia?.- Por último fue evidente que la iniciativa de Morena y PT de  juntar el gris partido Encuentro Social sigue molestando a los que apelaban porque la unión de los primeros dos fuera la más purista representación de izquierda en el 2018. Se equivocaron, porque al parecer las ideologías instituciones de los partidos tienen su mejor lugar en el bote de la basura a donde van a parar los buenos deseos como ese de “ahora sí generar un cambio”. Huérfana de ideología  pero con la más clara intención de sumar lo que caiga para lograr votos, nació lo que ahora llaman, la coalición “Juntos haremos historia”. Dicha unión, demuestra que pese a la retórica vertida en meses pasados por el líder Morena sobre su aversión para realizar alianzas con la “mafia del poder”, a la hora pelear por su tan anhelada posibilidad de llegar a Los Pinos, no hay ideología que valga.

Evidentemente entre las tres opciones que menciono quedarán en Zacatecas la mayoría de las curules del Congreso del Estado, además de las 58 alcaldías en las que por cierto habrá varios que pese a que ahora encabezan las administraciones se reciclarán el próximo 1 de julio. Este año será el primero en el que probaremos el impacto que tendrá la modificación de la ley electoral en el tema de la reelección. Será la balanza de la decepción hacia la clase política que podría manifestarse con abstencionismo o simplemente tomando la bandera de hacer las cosas diferente y dar el tan temido voto de castigo a los partidos que nos han fallado. Finalmente la elección será de usted.