Ajedrez político, el destino de Morena en Zacatecas

Designan nuevos funcionarios de la Secretaría General de Gobierno
12/03/2019
¿Qué implica para el ciudadano común la baja calificación que dio la agencia Standard and Poor’s (S&P) a Pemex, la CFE y al Gobierno de AMLO?
12/03/2019

Norma Galarza

Por Roberto Sandoval

Sobre el reciente escándalo de que un grupo encargado de promover  los programas del gobierno federal como el Censo de Bienestar, usó dichos programas  para promover a su compañero y líder David Monreal Ávila para la próxima elección por la Gubernatura, indudablemente, puede ser verdad. En realidad todos sabemos que el que acompaña a David Monreal es un equipo exclusivo, que tiene el control de los programas y padrones en todo el estado.

Y es que, actualmente el Coordinador Nacional de Ganadería, tiene el apoyo de su cuñada y miembro fiel de su equipo; Verónica Díaz la Superdelegada de Zacatecas; además de Maribel Villalpando, así como varios encargados de otros distritos y de los grupos voluntarios del Censo en cada municipio.

Juntos, están trabajando día a día en las encomiendas del Proyecto de Nación y las encomiendas de nuestro máximo líder López Obrador y a causa de eso empiezan a brotar algunas quejas en nuestro pueblo.

El notable  nepotismo, amiguismo y compadrazgo son una estrategia bien tramada que deja fuera a todos aquellos morenistas de otra ideología o no estén de acuerdo con las prácticas del monrealismo. Incluso hay una raya bien pintada entre ellos y gran parte de los fundadores, así como los integrantes del Comité Estatal.

Pero ¿Qué pasa con el Comité Estatal? ¿Dónde están  las denuncias en contra de los abusos y violaciones a los estatutos y principios básicos del proyecto de Nación? alguien les debería decir que en esta vida no solo se viene a llorar, sino a resolver los problemas de todas las formas que sean posibles.

Ahora veamos ¿Quién está haciendo el trabajo?, ¿Quién está organizando?, ¿Quiénes se están tostando con el sol día con día al realizar el trabajo de campo?

Un buen jugador de ajedrez mueve las piezas a su favor para ganar, el buen jugador hará todo lo posible por trabajar con su equipo y ganar la batalla. Aunque la gente del pueblo no va de acuerdo con sus actos, no hacen nada por hacer un trabajo democrático.

Los quejosos tienen que dejar caer  todo el peso de la ley, tienen que organizarse y reclamar su derecho y ponerse a sacar el trabajo. En  estas situaciones no basta con peleas en las redes y chismes en los cafés, ¡los buitres saqueadores del País no duermen!, el tiempo apremia y el trabajo se tiene que hacer, bien, o no muy bien hecho, pero se tiene que hacer.

Imaginemos que un barco lleno de víveres se hunde y los malos se ponen a arreglarlo mientras los buenos se quejan de ellos. Es exactamente lo mismo,  entonces más allá de vivir enmedio de una batalla campal entre morenos ¿Por qué no unir fuerzas? juntos y en equipo se harán  mejor las cosas.

Que no se les olvide que  las divisiones solo favorecen a la oposición, todo aquel que quiera ayudar tiene que buscar la manera de hacerlo, así no sea su comisión, hay muchas formas de reforzar. Por ahí suenan varias propuestas para la gubernatura, pero mientras son peras o manzanas toda la militancia tiene que trabajar, el pueblo no es tonto, el pueblo ya conoce a los perfilados, el pueblo sabrá cuál es la mejor opción y por quien sufragará en las urnas.

Es cuanto mis lector@s, nos vemos como cada martes por este medio que para mí es libre y sin fines de lucro.