¿Abucheos por consigna? lo ocurrido el pasado 18 de enero en Zacatecas ¿un choque de porras?

Justicia social: Ulises Mejía reconoce trabajo de “hormiguitas” con aumento salarial
06/03/2019
Denuncian ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción a funcionarios del ayuntamiento de Morelos.
06/03/2019

Norma Galarza

Por Norma Galarza[author] [author_image timthumb=’on’]https://lacuevalobo.com/wp-content/uploads/2019/02/45275163_10215756911109403_1521174800884563968_n.jpg[/author_image] [author_info]Economista, empírica del periodismo. [/author_info] [/author]

La versión de que los abucheos contra gobernadores en los eventos de AMLO son planeados, pese a la categórica negativa del día de ayer por parte de Yeidckol Polevnsky, parece tener elementos de ser, pero como dijo ella misma ha habido circunstancias variables en cada entidad federativa.

No obstante que  la filtración de un documento catalogado por la Presidenta de Morena como una estrategia panista, según ella surgida desde una cuenta ligada a Marko Cortés,  paso de ser fake new a nota retomada por medios de seriedad probada como El Reforma.

Y es que si bien es cierto que la rechifla y el abucheo que se inició con Alejandro Murat, Gobernador de Oaxaca durante la visita de Andrés Manuel López Obrador a ese estado, siguió sospechosamente presente en cada evento del Presidente durante sus visitas de promoción o presentación de programas en cada Estado, surgen suspicacias.

Por ejemplo, el vapuleo contra el gobernador tuvo una característica particular en Zacatecas, donde al parecer había consignas de abucheos tanto contra AMLO por un grupo de choque priista colado al evento de la Megavelaria así como contra Tello,  orquestado por un grupo quizá amaestrado por subordinados de Vero Díaz o los Monreal.

Zacatecas y el choque de abucheadores.- Lo que pasó en Zacatecas el pasado 18 de enero le da un poco la razón a la líder nacional de Morena. Para los que estuvieron presentes en el evento, fue evidente que hubo dos grupos cuya consigna era abuchear, uno contra el Presidente y otro contra el Gobernador.

Cuentan que ese día un grupo comandado por Luis Melgar Mendoza quien aparece como Asesor del Despacho del Titular de la SEDESOL, encabezó un grupo que intentó -como primer gesto- entrar a la fuerza a la Megavelaria.

El ex titular de CONAFE sancionado por apoyar abiertamente a José Antonio Meade en el pasado proceso electoral, fue uno de los que “la mecha prendieron” al entonar primero diretes contra AMLO. Señalan además que ese fatídico viernes 18 de enero hubo otro grupo con la misma intención, comandado por el priista Héctor Arturo Bernal Gallegos, líder de la CNOP.

Sin embargo, la logística les falló o el grupo de gritones y chifladores de Morena iba mejor organizado y los superaban en número por lo que al final la intentona de hacerse notar no funcionó. En ese hecho hasta hoy persiste una duda: de qué cabeza salió la idea de ir con la franca intención de provocar.

Como ven, hay cosas que no cuadran, en el caso Zacatecas, la burda estrategia de acarrear gente para insultar y descalificar,  no dudo haya sido usada por ambos frentes pero, evidentemente a unos les salió el tiro por las culata.

Abucheos en el resto del país.- En el resto de los estados, el abucheo y el insulto a los mandatarios de oposición al pasar a tribuna ante la sonrisa nerviosa del Presidente aderezada con un llamado velado al respeto dejan mucho que sospechar. Casualmente en los recorridos de AMLO por el país la rechifla a los mandatarios ha sido la constante.

Desde Alejandro Murat, de Oaxaca, pasando por Miguel Ángel Riquelme, de Coahuila, Héctor Astudillo de Guerrero y la semana pasada Javier Corral de Chihuahua.

El último blanco de la rechifla fue José Ignacio Peralta el día de ayer,  el gobernador de Colima, optó por confrontar a los simpatizantes de AMLO, dejando ver que también intuye que todo se trata de una estrategia armada. ¿Será o no será? Usted juzgue. Por lo pronto, es evidente que de ser cierto el esquema  usado por Morena o por cualquier otro partido político, contribuye en mucho a la polarización que existe en nuestro país, cuando lo que nos urge es unidad.

De no tratarse de una simple y desafortunada casualidad, la estrategia  habla de una actitud en la que a través de argucias vulgares como esta se pretende minar a la oposición tan necesaria y tan saludable en las democracias. Es un tache enorme venga de quien venga.