A dos años del espejismo de la transformación

Premian a Zacatecas en el concurso nacional de sarapes
30/11/2020
Suman esfuerzos Gobierno estatal y Ayuntamiento de Zacatecas en rehabilitación de red de agua en la capital agua potable
01/12/2020

La política es el arte de obtener el dinero de los ricos y el voto de los pobres con el pretexto de proteger a los unos de los otros”.                     

    Anónimo

Por Christian del Havre

A lo largo de 18 años en campaña continua, presentándose como el remedio de todos los males y la solución a todas las desventuras de nuestro país; llegó una figura carismática que arrastró a propios y extraños, tiros y troyanos, desgajando a los partidos desgastados por la corrupción, la simulación y la falta de empatía con los ciudadanos; tanto así que se llevó junto con sus pequeños aliados la mayoría de las diputaciones federales, dejando así un precedente que no se veía desde los tiempos del priato, tendría pues la oportunidad de cambiar las cosas de fondo al ostentar ejecutivo y legislativo, cosa contraria a la transición de Fox.

El mismo personaje que con su rebeldía gritaba “al diablo con las instituciones” y daba soluciones para los grandes males del país la inseguridad, la corrupción, la pobreza, educación y sistema de salud con deficiencias; al mero estilo de los magos e ilusionistas prometió cambiar las cosas desde el primer día, ya van dos años y el proyecto de transformación es sólo una ilusión borrosa en el paisaje nacional.

Se propuso que mediante el perdón y el olvido, los abrazos y no balazos, se iba a revertir un problema de inseguridad que ya no sólo era parte los que pertenecían al crimen organizado sino que la sociedad misma era víctima en sus diferentes facetas, al día de hoy los crímenes y muertos ascienden a más de 60 mil personas víctimas de homicidio doloso, que marca cifra record en los gobiernos de México; la muerte violenta por cuestiones de género los vergonzosos feminicidios, aumento 9.2% en 2020, casi tres delitos por día al mes de junio; sin tener una estrategia clara para hacerle frente a estas dolorosas realidades.

Vimos debilitado al estado ante el narco en el famoso culiacanazo del 2019, donde el propio presidente al final mencionó que por orden suya dejo libre a un posible delincuente y líder de una célula delictiva. La inseguridad que se iba a terminar mediante los abrazos no ha tenido impacto positivo y se ve más como una ocurrencia; ya que si bien el tema de la inseguridad tiene mucho que ver con la construcción del tejido social, va también en la aplicación de la ley y el estado de derecho.

Otro hecho es que desde el 2019 se comenzó a decir que el ejército se iba a encerrar en los cuarteles, que era necesaria la desmilitarización, este sexenio de la ilusoria transformación, el ejército ha consolidado y diversificado sus actividades, desde cuestiones de seguridad pública con la Guardia Nacional, hasta de construcción en el Aeropuerto de Santa Lucía, o verificando las aduanas en el caso de la Marina Nacional, ¿dónde quedo esa promesa? 

Uno de los artificios más socorrido, fue que se iba a limpiar la casa, de arriba abajo, como cuando se barren las escaleras, el problema es que se eligió o se le dio la confianza de una parte de la población a una propuesta que según iba a respetar la ley y no iba a tolerar la corrupción, la realidad fue desértica y con mal sabor de boca; familiares como sus cuñadas que suman un desvió de 280 millones de pesos del erario público en Tabasco y Veracruz; el caso más sonado de los recursos de dudosa procedencia para el hermano Pío en favor del partido en el gobierno, ahora perdonado e inmaculado.

Eso de barrer las escaleras de arriba abajo, no se ha cumplido hay casos escandalosos como el de Bartlett y su hijo, uno por cuestiones inmobiliarias y otro por contratos irregulares; Irma Sandoval con patrimonio millonario irregular y finalmente las irregularidades de la CONADE bajo la administración de Ana Gabriela Guevara. La pregunta es ¿hasta cuándo tendremos que aguantar la sequía en justicia  y la infamia? 

A un con ello este gobierno ha justificado la cancelación de programas de desarrollo y concentración de recursos en sus bolsas para aplicarlos de forma discrecional, por su supuesta guerra contra la corrupción.

Un hecho lacerante es cuando no tienes que comer o llevar a la mesa de casa de tu casa el alimento diario para tu familia, nos han dicho hasta el aburrimiento primero los pobres, esos mismos que vieron cómo se esfumaron sus oportunidades de ingresos con una pandemia mal manejada, al grado de que habrá más de 20 millones de personas con pobreza alimentaria al final del año; las micro pequeñas y medianas empresas que generan el 70% del empleo y sustento, han cerrado sus puertas y este gobierno sólo invirtió el 1% del PIB para contrarrestar esta pandemia; de plumazo cerró programas como las estancias infantiles, programas intergubernamentales de combate a la pobreza para dar trasferencias directas en opacidad mediante un ejército electoral llamado siervos de la nación; eliminación de fondos como FONDEN, que ya se vio su utilidad en su pueblo natal Tabasco.

Sabemos que la pandemia ha dado en el traste a un sistema inacabado y con muchas mejoras por venir, pero una nota de las economías que han emergido desde los años 80 es la calidad en la educación, es decir con infraestructura, sueldos y sistemas de calidad, esos mismos que han sido eliminados por este nuevo gobierno; pero que además regresó como en el pasado a una relación político electoral con los sindicatos de profesores, por un lado su aliado de siempre la CNTE y por el otro el SNTE vía Nueva Alianza y la cacique Elba Ester y su partido de recién creación Redes Sociales por México, dejando de lado la calidad y el interés por la niñez por una alianza pragmática, ¿Qué no se votó por un cambio?

Hoy 1 de diciembre de 2020, se dijo que para esta fecha tendríamos un sistema de salud como el de Dinamarca, nada más alejado de la realidad, mientras en nuestro país la pandemia ha generado una opaca cifra de más de 100 mil muertes, en el citado país nórdico no pasan de 900 personas; no tenemos un sistema de salud fuerte, tenemos deficiencias presupuestarias y de distribución de medicamentos, nuevamente culpando a la corrupción, pero no sabemos si la actual o la pasada. Se cerró un sistema que daba respuesta a los más pobres el seguro popular, que en lugar de mejorarlo lo eliminaron, lo sustituyeron por instituto inacabado y con falta de vertebración interestatal.

No sólo se vendió una ilusión en el desierto de lágrimas, sino que en lugar de corregir las cosas hemos escuchado día tras día, una polarización entre los ricos y pobres, destruyendo a la clase media; culpando al pasado de la ineficiencia del gobierno de hoy; la corrupción como bandera para destruir programas y planes de desarrollo; ser la victima cuando se le exige el cumplimiento de lo prometido.

Conforme nos acercamos, visualizamos que el estado de derecho, la seguridad, el empleo, la legalidad, la justicia social, la salud, el desarrollo, prosperidad, educación y el buen gobierno se van desvaneciendo como un espejismo, debemos recordar en las próximas decisiones electorales, habrá voces de sirena, debemos no dejarnos engañar.

Miradas

Se ha anunciado que a partir del 17 de diciembre en el Reino Unido, comenzarán las pruebas masivas de la vacuna contra el COVID-19, debemos ser cautos, no dejarnos caer en el optimismo sin sentido que nos hace dejar de lado las medidas precautorias, además que nuestro país con su recién aprobado presupuesto de egresos 2021 el Sistema Nacional de Vacunación sufrió un descalabro en su presupuesto, ¿ahora quien aplicará la vacuna?, ¿a quién se le aplicará? y ¿habrá vacunas para todos?