A 2 años y medio del Gobierno de Alejandro Tello, lo bueno, lo malo y lo feo

¿Qué implica para el ciudadano común la baja calificación que dio la agencia Standard and Poor’s (S&P) a Pemex, la CFE y al Gobierno de AMLO?
12/03/2019
Peso se mantiene pese a anuncio de seguir con proyecto de la refinería Dos Bocas de Pemex
13/03/2019

Norma Galarza

Por Norma Galarza[author] [author_image timthumb=’on’]https://lacuevalobo.com/wp-content/uploads/2019/02/45275163_10215756911109403_1521174800884563968_n.jpg[/author_image] [author_info]Economista, librepensadora, empírica del periodismo [/author_info] [/author]

Lo bueno.- El día de ayer, la gestión de Alejandro Tello llegó a la mitad de lo que será un quinquenio dominado por grandes retos y grandes desencuentros,  pero también grandes  logros que quedarán para la posteridad. No obstante que el actual administrador de Zacatecas recibió “el puro cascarón” de un estado saqueado hasta la médula, endeudado y con finanzas deficitarias, con inteligencia se logró  revertir esa tendencia. Arrastrando el lastre de una administración marcada por escándalos de corrupción, la mejor forma de divorciarse del sexenio anterior pese a haber formado parte de él  en sus primeros años,  fue abrir al escrutinio popular los movimientos financieros. El de Tello se ha caracterizado por ser un quinquenio  empecinamiento en demostrar que es un gobierno transparente al crear plataformas como la de Obra Transparente aludiendo a uno de los rubros más cuestionados no sólo de la administración pasada, sino también de varias administraciones,  ya que es una de las formas típicas a través de las cuales se fugan cantidades millonarias de recursos públicos a bolsillos particulares. Un logro de Alejandro Tello que  le ganó la confianza de los zacatecanos que opinan que ahora sí, se hacen las cosas de cara a la gente, sin opacidad. Otro resultado positivo que hay que resaltar, es sin duda la promesa cumplida de no hacer obras de “relumbrón” para unos cuantos, sino obras que impacten en beneficio de la mayor cantidad de ciudadanos. De ahí que el proyecto Más de Mil Obras para Zacatecas iniciado en marzo del año pasado, hoy hable de la construcción de más mil 100 proyectos concretados entre los que resaltan obras de infraestructura carretera, hospitalaria, además de presas captadoras de agua, entre otras a lo largo y ancho de todo el territorio estatal. Eso en  cuando a obra pública, pero también hay acciones impulsadas por el actual gobierno que pasarán a la historia  como la iniciativa de gravar a las empresas que causen daño al entorno ecológico local, que ahora deberán remediarlo. Y es que, el problema clásico que atañe a Zacatecas como entidad minera, omitido por dos gobiernos de izquierda,  evidenció que tenemos un mandatario valiente que se enfrentó incluso con el entonces Presidente Enrique Peña Nieto, pese a pertenecer al mismo partido. En ese tenor el Gobierno Estatal anotó gol  al lograr que la Suprema Corte de Justicia de la Nación, validara apenas el mes pasado la justa  iniciativa del gobierno estatal. Finalmente, tampoco podemos dejar de lado el proyecto pensado para garantizar el abastecimiento hídrico futuro de los habitantes de Zacatecas, Guadalupe, Fresnillo, Calera y Enrique Estrada: la construcción de la presa Milpillas, obra que ha encontrado resistencias pero de consolidarse logrará que la actual administración pase a la historia como la que planeó y concretó un proyecto con altura de miras. Bien.

Lo malo.- Si bien es cierto que el gobierno del estado se ha mantenido al margen ante las denuncias contra Miguel Alonso; desde el 2016 tanto el auditor Raúl Brito como la actual titular de la Secretaria de la Función pública han declarado que no obstante que se investiga a su gabinete, a Alonso Reyes no se le está tocando. Y es que, si bien es cierto que los señalamientos de desvío de recursos pesaron en la presente administración que  aceptó haber encontrado las arcas estatales vacías, a la hora de buscar culpables parece que la administración alonsista hizo un pacto de impunidad tanto con  el ejecutivo, como el legislativo. Pese a que sí ha habido sanciones contra funcionarios públicos como inhabilitaciones, siguen sin caer los verdaderos peces gordos. En ese sentido no se puede negar que mucho se parecen la actual administración estatal con la federal cuando muestran abstinencia a la hora de fincar responsabilidades y  de emprender cacerías de brujas. Sin embargo dejar de lado el fincamiento de responsabilidades los deja mal parados ante la opinión pública. ¿O usted que opina?

Lo feo.- Sin duda la inseguridad sigue siendo el talón de aquiles de la presente administración, pese a los resultados positivos obtenidos en esta materia.Si bien es cierto que desde que inició la guerra contra el narco, la federación con su estrategia de seguridad  relegó en gran medida el papel de las corporaciones policiacas tanto municipales como estatales en la lucha contra el crimen,  la escalada de violencia en nuestro estado es una de los problemas que trasciende,  a dos años y medio de iniciado el mandato tellista. Los secuestros y los homicidios mostraron picos a la alza colocando a Zacatecas en los primeros dos años encabezando listas para nada presumibles. De ahí que 2017 nuestra entidad se ubicara en el quinto lugar en el tema de homicidios dolosos a nivel nacional de acuerdo a cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), con una tasa de 33.87 homicidios por cada 100 mil habitantes; esta cifra en 2018 bajó a 20.84 en 2018, sin embargo sigue siendo un problema muy  preocupante. En el tema de secuestro nuestra entidad encabezó la lista de estados con mayor número de secuestros por cada 100 mil habitantes con 4.0 en 2017 desplazando en ese nada honroso pódium  a entidades como Tamaulipas, Tabasco y Veracruz. Otro rubro que incrementó de forma inusitada y alarmante en los primeros 2 años y medio, fue el de feminicidios. De ahí que Zacatecas se convirtiera en el estado número 13 en emitir la Alerta de Género derivado de que entre 2017 y el primer semestre de 2018, en la entidad se cometieron 24 feminicidios, 309 violaciones y se registraron más de 200 casos de hostigamiento sexual. Sin duda ese es uno de los rubros a los que se les debe poner mucha atención, pese a que la entidad esté supeditada a la estrategia que se espera se implemente desde la federación ahora que tenemos Guardia Nacional. Un camino cuesta arriba, nos tocará trascender todavía en lo que resta del quinquenio. ¿No cree?

Como ven, este es un balance grosso modo de lo que ha sido la primera mitad del gobierno de Alejandro Tello. Sin duda hay grandes logros, pero también hay grandes retos en frente. El tiempo apremia ya que solo quedan dos años y medio para consolidar proyectos. A usted querida lectora, lector, le toca decir la última palabra, su evaluación al final es la que cuenta. Feliz miércoles.